Imagem Ilustrativa
_

Resenhas

El ansiolítico y la ética en el sufrimiento, Ed. JVE, 282 pp., 2017, Buenos Aires

24/05/2017 - Adriano Martendal

La cuestión que aquí se plantea no es reciente. Recurriendo a los elementos históricos de lo que hoy día se conoce como Clínica Psiquiátrica, se encuentra en Synopsis Nosologiae Methodicae, de 1769, la definición de neurosis dada por el escocés William Cullen. Dicha definición, que parece ser el primer paso dado en dirección a la clínica de la angustia, viene siendo retomada y mejorada desde entonces por innumerables autores en todo el mundo, pensándola en sus múltiples posibilidades de manifestación.

 

A mediados del siglo XVIII se decía, entonces, que se trataba de una “afección general del sistema nervioso (…) que comprometía los sentimientos y el movimiento” (Conti; Stagnaro, 2007, p. 7). A partir de allí, investigadores como Thomas Sydenham, Paul Briquet, Joseph Babinski, Jean-Martin Charcot, Emil Kraepelin y Sigmund Freud se dedicaron a ella y, por lo tanto, a la histeria, afección nerviosa prevalente de la época.

 

En 1879, el estadounidense George Miller se abocó a describir la neurastenia como manifestación clínica de agotamiento nervioso. Ligado al positivismo, él sabía que ese análisis descriptivo exigía mucha atención y sutileza para penetrar en un mundo aún desconocido. Su contemporáneo Sigmund Freud se deshizo de las prácticas de la catarsis y de la hipnosis, proponiendo una práctica tangencial a la usual y comenzando así la edificación del Psicoanálisis.

 

Setenta años después de la propuesta de Miller, la ciencia le ofreció a la humanidad la primera sustancia activa sintética, cuya magnitud de actuación, repercusión y efectos en el sistema nervioso todavía eran desconocidos: sólo se sabía que tenía potencial. En ese medio siglo entre el nacimiento del Psicoanálisis y la Psicofarmacología se intercalaron terapias como la terapia electroconvulsiva, la malarioterapia, la terapia insulínica, el uso de hidrato de cloral y los choques con cardiazol.  

 

            Hoy día, los psicofármacos de la clase de los ansiolíticos son los más vendidos en el mundo, con exponencial producción industrial utilizados para innumerables fines, desde el “control” de pequeñas ansiedades hasta el uso coadyuvante en psicopatologías importantes, son “destinados a aliviar síntomas en diferentes situaciones de padecimiento psíquico” (Jorge, 2005, p. 55).

 

            La constatación del uso epidémico y vulgar en todo el mundo, la gran mayoría de las veces sin ninguna implicación ética, sirvió como propósito inicial para este trabajo. A partir de allí se comienzan a pensar sus elementos, enumerados en los siguientes capítulos.

 

En el Capítulo 1 se tratará el Balance del Estado del Conocimiento sobre el Tema, donde se discurrirá sobre el consumo, las costumbres, la acción del fármaco, la dependencia, el uso de los placebos, el proceso de interrupción y la incomodidad provocada por el uso crónico de ansiolíticos. También participarán en este apartado autores que recientemente vienen publicando trabajos sobre el tema y exponiendo sus posiciones.

 

            A continuación, en el Capítulo 2, se demostrará,  a través del Marco Teórico, cómo se fundamenta todo lo que se expone aquí, recurriendo para ello a Sigmund Freud, Jacques Lacan y Paul-Laurent Assoun.

 

El Capítulo 3 se dedicará a la discusión acerca de la manera de vivir de los usuarios crónicos, abocando la sintomatología clínica y subjetiva, la cronicidad y sus efectos observados, las posibles razones para el uso, así como los fenómenos perceptibles de lo que llamé alteraciones pulsionales, y las expectativas en lo que se refiere al uso continuo.

 

            La hipótesis más abundante que circula hace algún tiempo sobre el uso desenfrenado de ansiolíticos es que provocan la narcosis del sujeto, del deseo, no sólo por la acción del fármaco (acción química), sino también por la posición complaciente de su usuario. Es como si hubiera un entregarse al limbo a raíz del uso establecido en la vida de ese sujeto hace muchos años. ¡Una hipótesis rancia!

 

            Una de las cuestiones primordiales que se deben plantear en este momento tiene que ver con el deseo de ese sujeto adormecido. Lacan, en Las paradojas de la ética, propone que “la única cosa de la que se puede ser culpable, al menos en la perspectiva analítica, es de haber cedido en su deseo” (Lacan, 2011, p. 379). Por supuesto que si el deseo está dormido, nada le interesa. La culpa a la que se refiere Lacan dice que ceder en su deseo trae consecuencias y tiene un alto precio: la culpa es, pues, de naturaleza irresponsable. Sustituirla por la experiencia de lo que no es negociable en la vida de cada uno (la experiencia del deseo) es lo contrario a la condición de quien abdica.}

 

Se tiende a pensar que el uso del psicofármaco ocasiona consecuencias objetivas a la vida del sujeto y subjetivas a su manera de ver la vida. Sin embargo, hay que volver un paso para hablar, como principal razón del uso crónico y del sufrimiento que conlleva, sobre una elección que es notoriamente decisiva: el sujeto, al usar ansiolíticos para amenizar sus amarguras, abdicó de su condición deseante, tomando el fármaco como cómplice de esa elección. Abdicar de su condición deseante no es propiamente renunciar al deseo, sino abdicar de la condición que hace del sujeto un ser singular frente al deseo que se presenta permanentemente.

 

Eso hace pensar en la presente abdicación como singular. No se puede, aun con diversos instrumentos para intentar delimitar la cuestión, precisar en qué consiste esa abdicación, ya que eso le atañe a cada sujeto. Sin embargo, se ha indagado sobre este término en algunos idiomas, como una forma de reflexionar al respecto.

 

En la lengua portuguesa, Carvalho, en la década de 1960, lo definía como “renuncia, desistencia, abandono, resignação, exilio, negação, rejeição, em direito antigo na Grécia, era o ato pelo qual o filho, ainda em vida do pai, era privado dos direitos que tinha na família” (Carvalho, 1966, pp. 6/7). Houaiss habla de “renunciar por vontade própria, desistir, privar-se, despojar-se, abrir mão de direito, posse ou condição” (Houaiss, 2001, p. 12).

 

            En la lengua francesa, Larousse propone “renoncer à une founction, un pouvoir; renoncer à l´autorité souveraine; renoncer à agir; abandonner; abdiquer devant les difficultés” (Petit Larousse, 2005, p. 46); “renoncer à ce qui vous est propre, renoncer à conserver ce qui est l´essentiel ou qui est jugé comme tel, renoncer à agir” (Larousse, 1966, p. 4.).

 

            En la lengua castellana, María Moliner habla de “renunciar a una alta dignidad; abandonar; no hacer uso de cierto derecho” (Moliner, 2001, versión electrónica). La Real Academia Española habla de “ceder su soberanía o renunciar a ella; privar a alguien de un estado favorable” (RAE, 2014, versión electrónica).

 

            En la lengua alemana, originaria de Freud, la palabra Abdanken tiene el sentido de  “despedir-se, demitir-se, resignar, abdicar, renunciar” (Tochtrop, 1996, p. 4). En reciente entrevista con el profesor Dr. Pedro Heliodoro de Moraes Branco Tavares, germanista y psicoanalista del Departamento de Lengua, Literatura y Traducción de la Faculdade de Filosofia, Letras e Ciências Humanas de la Universidade de São Paulo, advierte que Abdankung / Abdanken tiene el sentido más cercano de “el príncipe que rehúsa el derecho al trono”. En su composición está la partícula danken, es decir, agradecer: una especie de “no, gracias”. El acto de rehusar se relaciona con los términos Verzicht / Verzichten. Por su parte, los términos Aufgabe / Aufgeben conllevan una curiosa ambigüedad que Walter Benjamin, en “La tarea del traductor”, llama Die aufgabe des Übersetzers:} Aufgabe significa “tarea”, pero también “renuncia”, “desistimiento”.

 

            He ahí la importancia del término “abdicar”: significa desistir de una tarea. Y la imprescindible tarea del sujeto es no prescindir de su deseo.

 

 

 

 

 

Í N D I C E

 

 

Presentación                                                                                                             008

 

Introducción                                                                                                             010

 

1 Balance del estado del conocimiento sobre el tema                                              015

1.1 La Ciencia dura                                                                                                  015

1.1.1 Fuentes                                                                                                            015

1.1.2 El consumo, las costumbres y sus implicancias                                               016

1.1.3 Acción de la benzodiacepina                                                                           019

1.1.4 Una molestia latente                                                                                        024

1.1.5 La presencia del otro                                                                                       027

1.1.6 La dependencia                                                                                               028

1.1.7 La interrupción                                                                                                032

1.1.8 Los placebos                                                                                                    033

1.1.9 Los Manuales Diagnóstico y Estadístico de Trastornos Mentales                  034     

1.1.10 ¿Combinación potenciadora?                                                                        036

1.2 La otra escucha                                                                                                  038

1.2.1 Jacques-Alain Miller                                                                                        038

1.2.2 Eric Laurent                                                                                                    046

1.2.3 Autores argentinos                                                                                          052

1.2.3.1 Ernesto Sinatra                                                                                             052

1.2.3.2 Juan Carlos Cosentino                                                                                  053

1.2.3.3 Leonardo Gorostiza                                                                                     055

1.2.3.4 Luis Dario Salamone                                                                                    057

1.2.3.5 Maurício Tarrab                                                                                            058

1.2.3.6 Ricardo Nepomiachi                                                                                    059

1.2.4 Otros autores                                                                                                   060

1.2.4.1 Carmen Conca                                                                                              060

1.2.4.2 Francisco Hugo Freda                                                                                  061

1.2.4.3 Isabella Ramaioli                                                                                          061

1.2.4.4 Jean-Marc Josson                                                                                         062

1.2.4.5 Luis Iriarte                                                                                                    063

1.2.4.6 Pierre Malengreau                                                                                        064

 

 

2 Marco Teórico                                                                                                       066

2.1 Sigmund Freud                                                                                                  066     

2.1.1 Fines del siglo XIX                                                                                         066

2.1.1.1 Intolerables excitaciones                                                                              066

2.1.1.2 Potente condición del sistema nervioso                                                       067

2.1.1.3 Tratado de Sintomatología                                                                           067

2.1.1.4 Angustia y sexualidad                                                                                  069

2.1.1.5 Inválidos de la sexualidad                                                                          070

2.1.2 La construcción de la primera teoría de la angustia                                        072

2.1.2.1 On revient toujours à ses premières amours                                                 072

2.1.2.2 La representación de las excitaciones “desconocidas”                                077

2.1.2.3 La coerción de los instintos                                                                          077

2.1.3 La construcción de la segunda teoría de la angustia                                       080

2.1.3.1 La cosita                                                                                                       080

2.1.3.2 La avena infantil                                                                                          082

2.1.3.3 Armonía imposible                                                                                       084

2.1.3.4 Contemporáneo nuestro                                                                               085

2.1.3.5 Konstantkraft                                                                                                087

2.1.3.6 La hegemonía del displacer                                                                          088

2.1.3.7 El antídoto                                                                                                   089

2.1.3.8 Moneda de cambio                                                                                       089

2.1.3.9 La reedición del espanto                                                                              092

2.1.3.10 Excitaciones indefendibles                                                                        093

2.1.3.11 Residencia de la angustia                                                                           095

2.1.4 La construcción de la tercera teoría de la angustia                                          098

2.1.4.1 Angustia ante la posibilidad                                                                         098

2.1.4.2 Ilusiones infantiles                                                                                       103

2.1.4.3 ¿Renunciar? ¿A qué?                                                                                   106

2.1.4.4 El peligro que no cesa                                                                                  112

2.2 Jacques Lacan                                                                                                     117

2.2.1 Yo: Objeto privilegiado                                                                                   117

2.2.1.1 Cogito freudiano                                                                                          117

2.2.1.2 Desplazamientos, disimetrías y contradicciones                                          118

2.2.1.3 Ego: mediador de la pulsión                                                                         119

2.2.1.4 La palabra da consistencia al deseo                                                             121

2.2.2 Otra cosa en su lugar                                                                                       123

2.2.2.1 (Des)provisto del falo                                                                                               123

2.2.2.2 Falo actuante                                                                                                126

2.2.3 El falo: tenerlo o no                                                                                         131

2.2.3.1 Cuestiones preliminares                                                                                131

2.2.3.2 Edipo, el sujeto y el deseo                                                                            132

2.2.3.3 La naturaleza del deseo conlleva cierta desarticulación                               133

2.2.3.4 Otra cosa en otro lugar                                                                                 135

2.2.4 Bien decir                                                                                                        139

2.2.4.1 El deseo está más allá de la moral                                                                139

2.2.4.2 Lo que no puede ser sublimado                                                                   141

2.2.4.3 La naturaleza humana                                                                                  142

2.2.4.4 Juicio ético                                                                                                   143

2.2.5  Lo que no engaña. La Angustia                                                                     146

2.2.5.1 Las redes de la angustia                                                                               146

2.2.5.2 Una revisión                                                                                                 148

2.2.5.3 Angustia: la verdad de la sexualidad                                                                       149

2.2.6 En-corps                                                                                                                      153

2.2.6.1 El goce y el amor                                                                                          153

2.2.6.2 Teresa inconfesa                                                                                           154

2.2.6.3 Un acotamiento al goce                                                                                156

2.3 Paul-Laurent Assoun                                                                                          157

 

3 El uso hoy                                                                                                             162

3.1 Contexto sociológico                                                                                         162

3.2 Contexto familiar                                                                                               166

3.3 Contexto subjetivo                                                                                             169

3.4 Contexto de diagnóstico                                                                                    175

3.5 Contexto de la cronicidad                                                                                  184

3.5.1 El pretérito                                                                                                      186

3.5.2 El presente                                                                                                       188

3.5.3 El futuro                                                                                                                      192

 

Conclusión                                                                                                               195

 

Glosario                                                                                                                    200

 

Bibliografía general                                                                                                  222

 

 

< voltar